sábado, 12 de febrero de 2011

Do Re Mi


Todos conocéis el nombre de los siete sonidos de la escala musical, pero ¿cuando surgieron? para responder a esta pregunta hay que remontarse a varios siglos atrás:

La escritura musical no es una invención moderna, sino el resultado de un largo proceso. La primera forma de escritura musical surgió entre los siglos VIII y IX , hoy se conoce como notación neumática


Los neumas eran unos signos elementales que se colocaban sobre cada sílaba del texto y servían de guía para recordar el sentido o la dirección que debía tener la melodía.


 Posteriormente, estos neumas adoptaron una forma más definida: surge la notación cuadrada


En el siglo X comenzaron a usarse líneas para señalar con cierta exactitud la altura de los sonidos musicales. Al principio una línea roja trazada sobre el pergamino señalaba el sonido Fa y servía como referencia para los demás sonidos, luego se añadió una segunda línea  de color amarillo que representaba un DO.


 Finalmente, un monje benedictino, Guido de Arezzo (Guido d’Arezzo, en italiano), figura fundamental de la música de la Edad Media, añadió otras dos más, creando el tetragrama o pauta de cuatro líneas.


Para Guido D´Arezzo esto no fue suficiente, 


El quería que los alumnos del coro supieran entonar correctamente las notas y sus intervalos, pero esto es bastante difícil, si las notas no tienen nombre, así que utilizó un himno a San Juan Bautista, conocido como Ut queant laxis, que se solía cantar por aquella época que tenía la particularidad de que cada frase musical empezaba con una nota superior a la que antecedía. 

Guido tuvo la idea de emplear la primera sílaba de cada frase para identificar las notas que con ellas se entonaban: UT Re MI Fa Sol La.



En este enlace puedes ver mejor esta partitura

Guido de Arezzo denominó a este sistema de entonación «solmisación», y más tarde se le denominó solfeo, tal y como es conocido en la actualidad.

Posteriormente, se sustituyó la primera nota UT por Do, pues esta sílaba, por terminar en vocal, se adaptaba mejor al canto.
También mucho más tarde,  fue introducida la séptima nota, para ello se recurrió al mismo himno que Arezzo había utilizado en el siglo XI, y con las iniciales de San Juan que, por entonces, se escribía Sante Ioanes,  se formó la séptima  nota - Si. 


Algo parecido intenta Julie Andrews, en el papel de, Maria von Trapp, en la oscarizada película “Sonrisas y lágrimas”, cuando pretende enseñar de forma divertida a los hijos del varón estas siete notas.



En la versión española:
Don es trato de varón
Res selvático animal
Mi denota posesión
Far es lejos en inglés
Sol ardiente esfera es
La al nombre es anterior
Si asentimiento es
Y otra vez ya viene el do.. 

Fijaros la cara de sorpresa de las personas que estaban en la  la Estación Central de Amberes (Bélgica), cuando comienza a sonar este tema "Do, Re, Mi" y ante la sorpresa de todos, unos 200 bailarines empezaron a bailar.



Aquí tenéis las partituras y el archivo midi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada