viernes, 20 de noviembre de 2009

De repente sonó la música y comenzó el baile

¿Y si de repente estamos en una estación de tren, suena música y 200 personas aparentemente “normales” se ponen a bailar?

Pues eso fue lo que ocurrió el 23 de marzo del 2009 a las 8.00h. en la Estación Central de Amberes (Bélgica).
 Sin ningún aviso a los pasajeros que transitaban por la misma, comenzó a sonar una grabación de Julie Andrews cantando "Do, Re, Mi" de la Película "Sonrisas y Lágrimas" y ante la sorpresa de todos, unos 200 bailarines comenzaron a aparecer entre la multitud. (La televisión belga estaba detrás promocionando un casting para el papel principal del musical)




Algo similar ocurrió en “Liverpool Street Station”, una de las estaciones de metro más importantes de Londres, en este caso lo grabó como material publicitario la empresa T-Mobile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada